Industria Alimentaria

INPRODIS emplea gran parte de sus recursos a la Industria Alimentaria, sector fundamental para nuestra actividad.
En este sector, la tecnificación y el I+D aporta un valor añadido a la competitividad del producto final en el mercado de consumo.
 

 
Desarrollamos proyectos técnicos para plantas diversas:
  • Almazaras
  • Industrias Cárnicas
  • Fábricas de Embutidos y Jamones
  • Plantas de Aderezo y Envasado de Aceitunas
  • Bodegas
  • Plantas de Destilación
  • Harineras
  • Plantas de Envasado de Productos Hortofruticolas
  • Instalaciones Ganaderas
  • Piscifactorias
 
 
Ofrecemos a nuestros clientes un paquete de actuaciones completas y competitivas, participando en las diferentes fases del proyecto si nuestro cliente así lo requiere:
 

Fase preliminar: 

Comenzamos con:
  • Analisis de los recursos necesarios para la puesta en servicio del proyecto.
  • Determinación de los diferentes procesos necesarios para la obtención del producto final.
  • Estudio de viabilidad económica: estudio de costes, rentabilidad del negocio, pay-back (tiempo de recuperación de la inversión).
  • Análisis de las fuentes de financiación disponibles: Capital propio, Financiación bancaria, Subvenciones, Créditos de bajo interés, etc.

 

Fase de Diseño y Legalización:

 
En esta fase desarrollamos el Proyecto Básico y de Ejecución de la Planta. Con objeto de economizar los gastos en esta fase y evitar retrasos en las gestiones con la administración, englobamos todo en un sólo proyecto:
  • Obra Civil
  • Instalaciones básicas: alumbrado, agua, saneamientos, protección contraincendios.
  • Instalaciones propias del proceso: electricidad, aire comprimido, frigorización y climatización, aislamiento, seguridad.
  • Medioambiente
  • Eficiencia Energética.
  • Legalización y obtención de permisos con la Administración: Ayuntamiento, Consejería de Industria, otros.

Fase de Adjudicación:

Facilitamos a nuestros clientes las siguientes funciones:

  • Gestión de ofertas de proveedores.
  • Análisis de las especificaciones técnicas de los equipos ofertados.
  • Realización de comparativos entre las diferentes ofertas.
  • Planificación de los trabajos a ejecutar.

 

Fase de Ejecución y Final de Obra:

Durante el desarrollo de los trabajos de ejecución y montaje ofrecemos a nuestros clientes:
  • Dirección facultativa de las obras e instalaciones: asegurando los niveles de calidad de los trabajos y su conformidad con lo recogido en el Proyecto Básico y de Ejecución.
  • Emisión de Certificado Final de Obras.
  • Legalización de las instalaciones mediante tramitador HAPR.
  
 

Tecnificación y Automatización:

Dentro de nuestra actividad, diseñamos sistemas de automatización para los procesos industriales que aparecen dentro de las Plantas Industriales Alimentarias, por ejemplo CIP (Sistemas de limpiezas "Clean in Place")..
 
 

 

 

REGISTRO SANITARIO PARA INICIO ACTIVIDADES ALIMENTARIAS

 
De cara al inicio de su actividad, realizamos las gestiones necesarias, así como la redacción de proyectos e informes demandados para el desarrollo legal de la actividad con la obtención del pertinente Registro Sanitario, de acuerdo a la normativa vigente.
 
Para el inicio de estas actividades dentro del sector alimentario, el Sistema de Autocontrol exigirá un estudio de:
-Etapas del proceso.
-Peligros de contaminación alimentaria.
-Puntos Críticos
-Plan General de Higiene.
-Registro de Puntos de Control
 

SALAS LIMPIAS (SALAS BLANCAS)

Para las transformación, manipulación y elaboración de sus productos finales, así como para el estudio en detalle de las características de sus productos, nuestros clientes precisan Salas Limpias o Salas Blancas (Cleanrooms) con diferentes niveles de requerimientos de acuerdo a la clasificación establecida por la norma ISO 14644-1. 

INPRODIS desarrolla este tipo de proyectos tecnológicos para el desarrollo de la competitividad y el I+D de sus clientes.

                      

Diseñamos un sistema de sobrepresión y filtrado en sala, que con el panelado para cerramiento adecuado y con las puertas y ventanas prescritos para este tipo de instalación nos permitirá conseguir un nivel de limpieza adecuado, de manera que el nivel de partículas en suspensión se adecue a la categoría de sala demandada, en función de los 9 niveles establecidos en la norma ISO 14644-1.

Para el control exhaustivo de los niveles adecuados en dicha sala, será necesario un sistema de control que garantice en cada una de las inspecciones que los niveles son los indicados por norma.